Imprima esta página con Adobe Acrobat.



Exámenes Auditivos

Lea esta página para informarse sobre las diferentes pruebas que hay para evaluar la pérdida auditiva.

Por qué su niño necesita una prueba auditiva
Si usted cree que su hijo tiene alguna pérdida auditiva, usted o su doctor puede haber tratado de "evaluarlo." A lo mejor tocó una campana detrás de él, o golpeó ollas.

Estas "pruebas" no funcionan. ¿Por qué?

    boy in bath
  • La mayoría de los niños con pérdida auditiva observan todo lo que sucede a su alrededor. Ellos pueden haberlo visto sin que usted se haya dado cuenta.
  • El aplaudir, por ejemplo, mueve el aire. Su niño puede sentir el aire, aunque no escuche el sonido.

Lo que las pruebas auditivas examinan
Las pruebas auditivas deben contestar 3 preguntas:

  • ¿Hay, en realidad, una pérdida auditiva?
  • Si la hay, ¿cuán profunda es la pérdida?
  • ¿Qué clase de pérdida auditiva tiene mi hijo?
    • ¿Es una pérdida conductiva? (Esto significa que los oídos están bloqueados.)
    • ¿Es una pérdida neurosensorial? (Esto significa que los nervios no le envían la información al cerebro)
    • ¿Es una combinación de ambas pérdidas?
    • ¿Está afectado un sólo oído (unilateral), o los dos (bilateral)?

Cómo se utilizan las pruebas auditivas

  • Los audiólogos pueden utilizar varios tipos de pruebas.
  • Los audiólogos comparan los resultados de cada prueba con los resultados de las otras.
  • Todos los resultados juntos deben tener sentido.

Los diferentes tipos de pruebas auditivas

Para detectar si el oído no funciona:

  • OAE (siglas en inglés: emisiones otoacústicas--otoacoustic emissions) Esta prueba le indica al audiólogo si el oído está bloqueado o si hay daño en la cóclea.
  • ABR (siglas en inglés: respuestas auditivas cerebrales--auditory brainstem responses) Esta prueba indica si los sonidos llegan al cerebro. Esta prueba es llamada también:
    • BAER (siglas en inglés: respuestas auditivas evocadas--brainstem auditory evoked responses)
    • BSER (siglas en inglés: respuesta evocada cerebral--brainstem evoked response)
    • BAEP (siglas en inglés: potencial auditivo evocado-- brainstem auditory evoked potential)

Cómo funcionan estas pruebas:

  • Estas pruebas pueden ser utilizadas con niños menores de 6 meses.
  • Su niño debe estar recostado y tranquilo durante la prueba.
  • El audiólogo por lo general lleva a cabo estas pruebas mientras el niño duerme.
    • Su doctor puede darle algo al niño para que duerma.
  • Estas pruebas no indican qué es lo que el niño puede oír, ni a qué responde. Solamente establece si el oído funciona. ¡Es como evaluar diferentes partes de su auto sin prenderlo para ver si corre!

Para verificar los sonidos que su niño puede escuchar

La audiometría de tonos puros es un tipo de prueba que el audiólogo utiliza para ver si su hijo oye diferentes tonos. Estos son sonidos de diferentes frecuencias y volúmenes. Hay dos clases de pruebas de conducta (Behavioral Tests) que dan más información acerca de lo que su niño realmente oye.

  • Audiometría visual reforzada (Visual Reinforcement Audiometry)
    • En esta prueba su niño es entrenado a mirar hacia el sonido. Cuando lo hace, verá un juguete o una luz intermitente.
    • Esta prueba es para niños de 6 meses a 2 años y medio.
  • Audiometría de juego acondicionada (Conditional Play Audiometry)
    • En esta prueba el niño es entrenado a hacer algo cuando oye un sonido. Podría ser entrenado, por ejemplo, a colocar un bloque dentro de una caja cuando oye un sonido.
    • Esta prueba es para niños de 2 a 4 años de edad.

La audiometría verbal es un tipo de prueba que indica si su niño oye y entiende palabras. El audiólogo mide tres cosas:

  • El umbral verbal -- llamado el umbral de detección verbal
    • Esto indica el tono o volumen de voz más bajo que su niño puede detectar
    • Puede utilizarse con niños muy jóvenes o con niños que hablan otro lenguaje.
  • El umbral de reconocimiento verbal
    • Este es el tono más bajo al que su niño puede oír, y repetir, palabras
  • Prueba de reconocimeinto de palabras
    • Este es el número de palabras (en porcentaje) que un niño puede identificar repitiéndolas o apuntando a un dibujo
    • Puede utilizarse con niños de tres años o más
    • Se administra a un nivel de voz cómodo (más alto que el umbral)
    • Puede medir la distorción del habla

Con la audiometría verbal, el audiólogo tiene que asegurarse que su niño tiene el vocabulario necesario para la prueba. Si no, no es una prueba auditiva confiable.

Cómo funcionan estas pruebas:

  • El audiólogo lleva a cabo estas pruebas con su niño despierto.
  • Su niño debe cooperar para hacer estas pruebas.
  • Las pruebas tratan de descubrir qué sonidos su niño puede oír.
  • Si su niño usa audífonos, el audiólogo puede evaluar cada oído por separado.
  • Si su niño no usa los audífonos, los sonidos serán enviados por bocinas colocadas en el cubículo. Este tipo de evaluación, sin embargo, podría pasar por alto una pérdida auditiva que afecte sólo un oído.

Para ver que tan bien funciona el oído medio de su niño:

  • Timpanometría (Tympanometry)
    • Mide cuán bien el tímpano pasa el sonido al oído medio.
  • Medida del umbral de reflejos acústicos (Acoustic reflex threshold measurement)
    • Indica cuán bien el oído externo y el oído medio pasan el sonido a través del oído medio.
  • Medidas acústicas estáticas (Static aoustic measures)
    • Indica si el tímpano de su niño está perforado.
    • Verifica si los tubos en los oídos están abiertos.

Cómo funcionan estas pruebas:

  • Estas pruebas indican si algo bloquea la transmisión de los sonidos al cerebro de su niño.

Última actualización: 5 de febrero de 2004

Quiénes Somos I Mapa del Sitio I Búsqueda I Comentarios I Privacidad

NIDCD

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Children's Hospital of Philadelphia
© 2001-2004, Deafness and Family Communication Center or its affiliates