Imprima esta página con Adobe Acrobat.



El Cuidado Del Audífono

Es importante que usted tenga un buen cuidado con los aparatos del oído o audífonos de su hijo. Lea sobre como cuidar de los audífonos de su hijo. hearing aid

Consejos Generales sobre los audífonos
Los audífonos pueden durar mucho tiempo si Usted tiene un buen cuidado de ellos. Estas cosas o consejos pueden ayudar a que el audífono de su hijo le dure más:

  • Limpie el audífono siempre con un papel o lienzo SECO. Haga esto cada vez que le quite o le retire el audífono a su hijo.
  • No lave el audífono. Esta es la parte que tiene la pila o batería. Lave UNICAMENTE la horma o moldura del oído y el tubito o canal del audífono.
  • Guarde el audífono en la noche, en un lugar seco, en su estuche especial . Esto protege y ayuda a que el audífono permanezca seco. Esto, hará que el audífono le dure mas tiempo.
  • Lleve el audífono a una limpieza profesional (sitio especial) cada 3 o 6 meses.

Las hormas o molduras del oído de su hijo
Las hormas o molduras del oído es aquella parte que va dentro del oído de su hijo. Esta conectado al tubo del audífono. Aprenda mas sobre las hormas o molduras del oído y sobre como cuidarlas:

Información general sobre las hormas o molduras del oído.
Aquí hay algunas cosas que Usted debería saber sobre las hormas o molduras:

  • Una horma o moldura que se ajuste correctamente es muy importante. Si la horma o moldura no se ajusta bien, el audífono puede llegar a producir lo que se denomina retroalimentación (un ruidito o murmullo o el eco) o como se conoce en ingles feedback.
  • Su hijo puede usar diferentes hormas o molduras para un mismo audífono.
  • Cuando su hijo tenga una infección del oído externo NO DEBE usar la horma o moldura. El pediatra, el audiólogo (audiologist en ingles) o el doctor de su hijo le pueden ayudar con el manejo de la infección del oído.
  • Las hormas o molduras vienen de diferentes colores. A los niños les gusta tener hormas o molduras de colores. El estarle cambiando de colores a las hormas puede:
    • Ayudarle a su hijo a que se sienta más cómodo y seguro con el uso del audífono. Si le gustan las hormas o molduras, usara sus audífonos mas frecuentemente.
    • Hacer que su hijo piense o sienta que es un orgullo usar audífono. Los puede mostrar y disfrutar con los diferentes colores y no sentirse con pena o vergüenza de usarlos.

Lea estos comentarios de padres sobre las hormas o molduras de colores:

Yo NUNCA podré entender porque la gente esconde sus audífonos y sus hormas o molduras. La gente usa gafas modernas y coloridas, entonces porque no hormas o moldes modernos?
—   Mamá de Rebecca.

A mi hijo le encantan sus nuevas hormas o molduras, son de rayas rojas y blancas. Además, es fanático del equipo medias Rojas de Boston."
—   Mamá de Samy.

Cuando necesita nuevas hormas o molduras del oído
En la medida en que su hijo crece, necesitara estar cambiando de molduras. Piense sobre lo siguiente:

  • El tamaño de la oreja de su hijo crece en la medida en que el se vuelve mayor. Por esta razón, se deben cambiar los moldes cada 1 o 2 años máximo.
  • Un bebe es diferente, y puede necesitar cambiar sus hormas o moldes cada 4-5 meses.
  • Algunas veces toma un poco de tiempo y de pruebas hasta encontrar la horma que se ajusta perfectamente.
  • Su hijo puede tener alergias de piel con la horma o molde. Ellas pueden ser hechas de materiales anti-alergicos o que no le generen ninguna reacción en la piel de su hijo.
  • Guarde las Hormas o molduras viejas por un tiempito. Esto es en caso de que las nuevas no se ajusten perfectamente, y así tiene estas de repuesto mientras tanto.

Cuidado de las Hormas o molduras
Las hormas o molduras deben de permanecer limpias. Si no permanecen limpias a su hijo le pueden dar barros o espinillas, resecársele la piel o picazón permanente en el oído. Lea sobre como cuidar de las hormas o molduras:

  • Límpielas con un pañito o papelito limpio cada vez que se las quite.
  • Lave las hormas o molduras cada noche. Lávelas con agua tibia y medio jabonosa, luego juaguelas o quíteles bien el jabón y séquelas bien.
  • NO USE alcohol para limpiarlas. El alcohol hará que las hormas o molduras se endurezcan y no duren tanto como se pensó.

El tubito o manguerita del audífono de su hijo.
EL tubo o manguera del audífono es la parte que conecta a la horma o moldura con el audífono en si (donde esta la pila o batería). Aprenda mas sobre los tubitos del audífono y como cuidarlos:

Información general sobre los tubos de los audífonos
Estas son algunas cosas que usted debe saber sobre los tubos de los audífonos:

  • Si el tubo del audífono esta sucio o muy deteriorado no trabaja bien. No logra pasar o transmitir la información desde el audífono hasta la horma o molde del oído.
  • Los tubos pueden almacenar agua o cera del oído. El agua almacenada puede llegar a dañar el audífono completamente.
  • Con el tiempo el tubo se va endureciendo y la forma curva (alrededor de la oreja y que va hasta el oído) se va volviendo mas cerrada o tiende a encogerse un poco.

El cuidado de los tubos del audífono.
Lea estos consejos de gran ayuda para el cuidado de los tubos del audífono:

  • Lave los tubitos cada noche.
  • Lávelos con agua tibia jabonosa, juéguelos o retire el jabón bien.
  • Sople o sacuda ligeramente el tubo hacia abajo para que les salga el exceso de agua y no se les acumule adentro.
  • Después de limpiar los tubitos, déjelos secando toda la noche.
  • Los tubitos necesitan ser y permanecer suaves y flexibles. Reponga los tubos cuando se endurezcan. Esto por lo general ocurre entre 3 y 6 meses. La audición de su hijo será mucho mejor cuando están nuevos, suaves y del tamaño adecuando -no se han encogido-.

Porqué el audífono de su hijo emite o hace ruidos
Cuando el audífono de su hijo tiene un pitido, chillido o emite sonido molestos, esto es lo que se llama retroalimentación o feedback en ingles. Esto puede pasar porque:

  • La horma o moldura no está puesta correctamente al oído de su hijo. Lea estos consejos sobre como ponerla correctamente ( Read these tips for putting earmolds in).
  • Su hijo tiene mucha cera dentro de sus oídos. Usted debe consultar con el doctor de su hijo sobre esto.
  • Las hormas o molduras no se ajustan o no son del tamaño adecuado. Puede que sean muy pequeñas. Su hijo necesita entonces, que se le tomen las medidas de las nuevas hormas o molduras.
  • El volumen esta muy alto.
  • Las hormas o molduras o los tubos están muy grandes, sueltos o entorchados.

Cuando el audífono no funciona
Algunas veces el audífono de su hijo no funciona. Esto puede ser porque hay un problema con el audífono en sí o que la batería ya se gasto. Lea mas acerca de estas cosas:

Problemas con el audífono
El audífono de su hijo puede parar de funcionar sí:

  • El volumen esta muy bajo o apagado.
  • Si el tubo esta bloqueado. Retire el tubo del audífono. Sople hacia abajo el tubito para remover acumulaciones de agua o condensaciones.
  • La horma o molde esta tapada con cera. Limpie la horma.
  • Las pilas o baterías se agotaron.

La batería del audífono de agoto
Cuando el audífono de su hijo ya no funcione más, puede ser por la batería. Los audífonos de tecnología digital algunas veces necesitan de cambio de bacteria hasta 2 veces por semana. La batería del audífono de su hijo puede estar bajita o próxima a terminarse sí:

  • Usted o su hijo escuchan un sonido (Beep-alarma) que sale del audífono. Los audífonos digitales nuevos avisan mediante este sonido o beep cuando la batería esta próxima a descargarse.
  • La retroalimentación o chillido del que se hablo, se hace mas fuerte. Esto únicamente sucede con los audífonos de tecnología análoga.
  • Su hijo comienza a hablar cada vez mas duro.
  • El audífono de su hijo se para o deja de trabajar súbitamente. Esto a menudo sucede con los audífonos de tecnología digital.
  • El tester o indicador de la batería o pila del audífono, esta marcando que la batería se agoto.

Aprenda más en el Internet

Última actualización: Octubre 29, 2004

Quiénes Somos I Mapa del Sitio I Búsqueda I Comentarios I Privacidad

NIDCD

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Children's Hospital of Philadelphia
© 2001-2004, Deafness and Family Communication Center or its affiliates