Imprima esta página con Adobe Acrobat.



Signos de Parálisis Cerebral

baby

De pronto, cuando su bebé nace usted se da cuenta que el o ella presenta algún daño cerebral. O, Algunas veces usted no se da cuenta que su hijo tiene un problema hasta que esta creciendo y nota que hay algo diferente. Si su hijo tiene un daño cerebral, usted se dará cuenta que el/ella:

  • No tiene mucha energía
  • Se muestra muy irritable
  • Tiene un tono muy alto o chillón en su llanto
  • Tiembla o tiene movimientos fuertes, se retuerce
  • Presenta problemas para alimentarse, chupar y tragar
  • Es como muy flácido, sensación de muñeco de trapo (bajo tono muscular-hipotánico)
  • Aprieta ambas piernas juntas como unas tijeras cerradas (tono muscular alto- hipertónico)
  • Presenta problemas alcanzando y manteniendo cosas agarradas en sus manos
  • Usa más un lado del cuerpo que el otro
  • Cierra la mano fuerte todo el tiempo, como empuñada

En la medida que crece y se desarrolla, otros signos de problemas motores (movimiento) pueden aparecer. Observe si el/ella presentan problemas con:

  • Alcanzar juguetes o tratar de llegar y agarrarlos a los 3 o 4 meses.
  • Sentarse alrededor de los 6 o 7 meses
  • Empezar a caminar entre los 10 y los 14 meses.

Si su bebé presenta signos como estos, su doctor querrá hacerle pruebas o test de funciones motoras. Esto quiere decir evaluarlo para ver si su bebé puede mover diferentes partes del cuerpo de manera correcta. Incluso si su bebé parece que tuviera problemas al mover su cuerpo, su doctor tal vez quiera esperar hasta que su bebé cumpla 18 meses o cuando sea un poquito mayor, para diagnosticar con seguridad, que los problemas de movimiento de su bebé se deben a parálisis cerebral.

Parálisis cerebral y pérdida auditiva
Si su hijo tiene parálisis cerebral, usted ya de antemano tiene muchas cosas por las cuales preocuparse o por las cuales debe estar pendiente. Tal vez usted este preocupado acerca del aprendizaje de su hijo/a, el caminar e incluso el respirar. Puede ser difícil encontrar tiempo para pensar en otras cosas. ¡Pero, trate de no olvidar acerca de la audición de su hijo!

Niños con parálisis cerebral son más propensos a presentar fallas auditivas que otros niños. Aproximadamente 1 de cada 10 niños con parálisis cerebral tiene una pérdida auditiva. Niños con parálisis cerebral pueden tener una sordera neurosensorial o conductiva. Así mismo, la pérdida auditiva puede ir desde un rango ligero o moderado hasta profundo.

Usted debe de estar atento a signos de pérdida auditiva, observe sí su hijo:

  • No parece notar ciertos sonidos
  • No responde cuando se le llama por su nombre
  • Observa de cerca las caras de las personas para tratar de entender lo que están diciendo. Si usted piensa que la audición de su hijo/a se esta empeorando, consulte a un audiólogo lo antes posible.

En ocasiones los niños con parálisis cerebral tienen líquido o fluido dentro del canal auditivo. Esto, se debe a que con frecuencia sufren de resfriados, se congestionan, o tienen problemas con tragar. Este líquido puede causar infecciones de oído. Su doctor en estos casos puede efectuar una evaluación que se llama timpanometria.

Haga una evaluación de la audición de su hijo con frecuencia, empezando cuando su hijo tiene 4 meses de vida. Pregunte a su audiólogo con que frecuencia debe tener su hijo/a control auditivo y pruebas o test. Si puede, trate de que la evaluación o test lo lleve a cabo un audiólogo que además tenga experiencia en niños con problemas del desarrollo tales como parálisis cerebral. Es posible que usted encuentre a alguien así en los hospitales de niños que también se llaman hospitales pediátricos.

El que se pueda llevar a cabo un examen de audición confiable y seguro en niños con parálisis cerebral, es muy difícil. ¿Por qué? Porque muchos de los niños con parálisis cerebral no logran controlar su cuerpo lo suficiente como para levantar su manito o hacer alguna señal cuando oyen el sonido que se les esta presentando.

Hable con los profesores de su hijo/a. Es posible que tengan algunas ideas de cómo hacer que su hijo responda, señale o haga algo para indicarle al audiólogo que esta escuchando el sonido. También existen evaluaciones de la audición que no necesitan de la cooperación de su hijo, como por ejemplo el examen de emisiones otoacústicas (OAE siglas en ingles) y evalúa el funcionamiento de la cóclea

Siguiente: Cómo Puede Usted Ayudar A Su Hijo.

Última actualización: 4 de enero de 2005

Quiénes Somos I Mapa del Sitio I Búsqueda I Comentarios I Privacidad

NIDCD

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Children's Hospital of Philadelphia
© 2001-2004, Deafness and Family Communication Center or its affiliates