Imprima esta página con Adobe Acrobat.



Signos del Trastorno Obsesivo-Compulsivo

Aprenda cuales son los signos del trastorno obsesivo-complusivo en esta página.

Es posible que Usted no sé de cuenta si su hijo/a tiene obsesiones. Pero Usted sí notara si su hijo/a tiene compulsiones. Lleve un record o ponga suma atención a las cosas que le preocupan a Usted y que su hijo/a hace.

Algunos Ejemplos de Obsesiones lightening

  • Permanecer asustado/a de contraer gérmenes.
  • Permanecer asustado/a de enfermarse o de herirse.
  • Permanecer asustado/a de lastimar o herir a alguien a quien Usted quiere o es importante para la familia o amigos. Incluso sabiendo que Usted jamás los lastimaría a propósito.
  • El estar enfocado/a una y otra vez sobre alguna meta, o en comprar algo.
  • No ser capaz de dejar de hacer algo o de dejar alguna actividad por nada del mundo.
  • Insistir permanentemente en una manera de hacer las cosas, a su manera siempre.
  • Tratar por todos los medios de ser perfecto/a y hacer las cosas perfectamente.

Algunos Ejemplos de Compulsiones.

  • Lavarse las manos repetidamente.
  • Chequear o verificar permanentemente que las puertas están cerradas, repetir esto una y otra vez.
  • Guardar, recolectar cosas pequeñas que no tienen uso. Como por ejemplo restos de papel que ya no se uso, o pedacitos de comida.
  • Limpiar cosas que no están o estaban sucias.
  • Mantener un argumento o pelea sobre algo que ya esta resuelto, darle vueltas y vueltas al mismo asunto así ya haya pasado.

Los niños sordos pueden tener obsesiones diferentes de las que tiene los niños con audición normal o los niños oyentes.
Los niños y adolescentes sordos pueden también tener obsesiones y compulsiones, pero por lo general, los temas son diferentes. Por ejemplo, muchos niños sordos se obsesionan con los horarios. Esto tiene sentido, porque es mucho lo que sucede a sus alrededores sin ellos poderlo percibir o notar, porque no oyen lo que esta pasando.

Al principio, el estar obsesionados con los horarios los hace sentirse menos nerviosos con las cosas que suceden en su entorno. Desgraciadamente, esto puede continuar hasta que se sale de control. Su hijo entonces, necesitara consultar con usted o verificar diariamente los horarios unas 40 o 50 veces.

Los niños sordos pueden tener compulsiones diferentes a las de los niños oyentes o con audición normal.
Para algunos niños sordos, la compulsión es la necesidad de señalar o hablar con señas las mismas frases una y otra vez. Esto tiene sentido, ya que el aprender un lenguaje les costo mucho trabajo y repetición. O, algunos niños sordos harán la misma pregunta una y otra vez. El darle al niño la respuesta no siempre ayuda. Es posible que ellos continúen preguntando sin parar.

Tenga anotaciones o apuntes de lo que su hijo/a hace.
Si su hijo/a tiene algunos de estos signos, lleve algunas anotaciones para su record sobre lo que hace su hijo/a, cuando lo hace y con qué frecuencia. Luego, consulte a su doctor, no olvide llevar sus anotaciones!. Explíquele al doctor cuidadosamente lo que usted observa, es posible que al principio él solo este atento a la sordera. Pregúntele al doctor y a los consejeros de la escuela de su hijo sobre quien puede ayudarle. Con la ayuda correcta, su hijo/a puede salir adelante. El doctor posiblemente le recomiende el l nombre de un psicólogo (SI-CO-LO-GO) o psiquiatra (SIKIA-TRA). Estas son personas profesionales que saben mucho sobre los problemas de la mente, como el trastorno obsesivo-compulsivo. Con suerte, la persona que usted consulte también sabrá de niños sordos o sabrá quien le puede ayudar.

Próximo: Cómo puede usted ayudar a su hijo

Última actualización: 4 de enero de 2005

Quiénes Somos I Mapa del Sitio I Búsqueda I Comentarios I Privacidad

NIDCD

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Children's Hospital of Philadelphia
© 2001-2004, Deafness and Family Communication Center or its affiliates